lunes, 12 de mayo de 2014

[PAPERCRAFT TUTORIAL] La Casa Bates. Fase 3: Barandillas y decoración exterior.


Continuando con esta pequeña guía vamos a trabajar las barandillas. En mi opinión son la parte más complicada de la figura porque tienen muchas variaciones en el dibujo que son milimétricas. Si hubo que tener paciencia en el porche, necesitaremos todavía más aquí. Al igual que sucedía en el porche, tenemos dos versiones de las barandillas: las negras y otras más claritas. Las originales (las más claras) son las 8C, 8D y 8E. Las opcionales (las negras) son las 8C*, 8D* y 8E*. Las de la parte superior de la foto son las que van en el tejado y las de la izquierda de la foto (donde igualmente sólo cogeremos una) son las que van en el balcón que hay justo sobre el porche.


Recortarlas llevará tiempo es posible que alguna se nos rompa. En este caso yo he seleccionado las oscuras. Colocarlas es bastante sencillo gracias a las pestañas que llevan en la base (bastará con untarlas ligeramente de cola para que se peguen a los huecos preparados del tejado). De nuevo nos encontramos con el problema de las líneas blancas en los bordes de la pieza, así que podemos repetir la tarea de pintarlas por detrás como hicimos con el porche en la fase anterior. Colocar y listo. En caso de que se rompan un poco más (con piezas tan finitas es muy fácil que pase) no debemos preocuparnos por ello. Vamos a aprovechar esos rotos igual que aprovechamos la pintada que se hizo en el porche con rotulador negro para darle un toque más antiguo a la casa y más fantasmagórico.


Una vez hecho esto, podemos utilizar el mismo rotulador para decorar la casa. Aprovechando las líneas que pueden haberse salido y al pintar el porche podemos dibujar unas enredaderas por toda la casa y quedarán a la perfección con la barandilla destartalada y los detalles en negro. Finalmente, añadimos las escalerillas laterales, las de la entrada, la chimenea y habremos terminado.


Y aquí concluye nuestra casa del terror con fantasma de ventana incluido. Resalto el detalle del balcón del primer piso, en el que es fácil explayarse con las roturas y provocarlas uno mismo para dar más sensación de viejo. ¿Qué os parece el resultado final?